InterfazPublico.bo

Dos apariciones de Díaz-Canel y dos ataques discursivos a Estados Unidos tras el estallido de protestas: ¿Golpe de Estado en Cuba?

La receta aplicada con éxito en Venezuela con Hugo Chávez y que se lleva a cabo en Bolivia puede ser utilizada por el régimen cubano para ocultar las graves crisis sanitaria, económica y alimentaria que sacaron a las calles a miles de cubanos que pidieron libertad para vivir con dignidad.

Escucha la noticia

Además de amenazar a miles de manifestantes con combatirlos en las calles y ordenar a las fuerzas policiales que los repriman, lo primero que hizo este domingo Miguel Díaz-Canel fue salir en televisión para responsabilizar a Estados Unidos del estallido social en Cuba. Siguiendo la receta que el régimen cubano aplicó en Venezuela, Bolivia y otros países, al mandamás de la Isla poco le faltó para denunciar que estaba en curso un “golpe de Estado” impulsado por la potencia imperialista.

Rodeado de sus ministros, Díaz-Canel denunció en su mensaje por televisión que su vecino del Norte lleva adelante “una estrategia de guerra no convencional” que supone el endurecimiento del embargo económico para asfixiar a la Isla y promover las protestas ciudadanas que se dieron en La Habana y varios lugares de Cuba que terminaron con centenares de ciudadanos cubanos detenidos en instalaciones policiales y algunos en sitios desconocidos.

Este lunes, Díaz-Canel volvió a la carga y dijo las crisis sanitaria, económica y alimentaria se deben al bloqueo norteamericano que “de manera mentirosa y cínica trata de provocar un cambio de régimen en Cuba”. Para el régimen comunista, las inéditas protestas que se efectuaron en Cuba forman parte de las viejas discrepancias entre Estados Unidos y su país.

En Bolivia, el fraude electoral perpetrado por el gobierno de Evo Morales en octubre de 2019 es combatido a nivel del discurso con la denuncia de que en realidad se produjo un “golpe de Estado” y aunque no se apunta al gobierno de Joe Biden, el presidente Luis Arce acusó públicamente a “toda la derecha de América Latina” de fomentar el inexistente quebrantamiento del orden constitucional en el país.

Si Cuba culpa a Estados Unidos y Bolivia a la derecha latinoamericana, el gobierno de Nicolás Maduro acusó este domingo a la “extrema derecha” de su país de estar “detrás” de las bandas criminales  que se enfrentaron la semana pasada con fuerzas policiales en Caracas. “La extrema derecha venezolana está detrás de los grupos criminales y terroristas que pretenden desestabilizar a nuestra patria. Quienes amamos a Venezuela, defenderemos siempre la paz del pueblo”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter.

En la Isla, la acusación de su Presidente a Estados Unidos busca esconder la tragedia que vive el país caribeño con la explosión de contagios de coronavirus en las últimas semanas, la escasez de alimentos y medicinas para encarar las necesidades básicas de la población y la falta de divisas que reactiven la colapsada economía cubana. Es por ello, que este domingo marcharon amas de casa con ollas vacías, jóvenes hastiados de la desesperanza y adultos que claman por ingresos para vivir con algo de dignidad.

Díaz-Canel aún puede utilizar el invento del “golpe de Estado” y seguir disfrazando la incapacidad de su régimen para resolver las agudas crisis en su país. Finalmente es un invento que dio resultados en Venezuela con el fallecido Hugo Chávez y es utilizado en Bolivia por la administración de Luis Arce, apuntalado por el gobierno argentino de Alberto Fernández. De todas maneras, hay que recordar la frase popular que señala que “no hay inventor que no termine siendo víctima de su propio invento”.

 


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas