InterfazPublico.bo

Sin explicaciones, el primer cupo de dosis chinas en llegar será la mitad de un millón

Parece que la informalidad pasará inadvertida porque los 500 mil inoculantes Sinopharm arribarán este fin de semana junto con 1.008.000 vacunas Johnson & Johnson de una sola dosis y 525 mil antivirales rusos Sputink V entre primeras y segundas dosis.

Escucha la noticia

Ya nos falló el Fondo Ruso de Inversiones con las vacunas Sputnik V y el Instituto Serum de la India con las dosis AstraZeneca. Ahora el país recibirá la mitad del primer cupo de un millón de inoculantes chinos Sinopharm que debían llegar este fin de semana de un nuevo lote de 6 millones contratados por Bolivia para acelerar el proceso de vacunación. Hasta el momento no existe una explicación oficial del incumplimiento con Bolivia que aumentó el ritmo de inmunización confiada en el arribo de las cantidades necesarias.

El presidente Luis Arce emitió un mensaje el 30 de junio en el que anunció la llegada de 8,1 millones de dosis entre julio y agosto, de las cuales 6 millones corresponden a las chinas Sinopharm que arribarían al país en seis momentos, estimándose un millón por cada uno de los seis envíos. Sin embargo, el Ministro de Salud y el Canciller dijeron este miércoles que llegarán 500 mil junto con 1.008.000 de las vacunas Johnson & Johnson de aplicación en una sola dosis y 525 mil de los antivirales rusos Sputink V, entre primeras y segundas dosis, haciendo un total de 2.033.000 inmunizantes.

En el caso del incumplimiento del Fondo Ruso de Inversiones, que se comprometió al suministro de 5,2 millones de dosis, el argumento poco convencedor fue que la prioridad de la Federación Rusa es su población vacunable, aunque tiene la intención de cumplir con los países que firmaron contratos de adquisición de vacunas. En cuanto a las dosis AstraZeneca que no arribaron al país en las cantidades comprometidas, el gobierno dejó en suspenso el contrato con el Instituto Serum que justificó la informalidad señalando dificultades en la producción.

Al día siguiente del anuncio alentador del presidente Arce, en una conferencia de prensa conjunta con el canciller Rogelio Mayta, el embajador chino en Bolivia, Huang Yazhong, explicó que la decisión de su país de proveer vacunas anticovid a Bolivia que llegarán a un total de 8,7 millones (2,7 millones ya aplicadas y 6 millones por venir hasta agosto) no solo es un gesto humanitario de su país con el nuestro, sino que es la expresión de un interés estratégico.

Por ello, resulta sorprendente que no se explique hasta el momento por qué no llegará el total del primer cupo de dosis Sinopharm más allá que la honestidad no es el fuerte del gobierno de Arce, sobre todo en la gestión de la pandemia del coronavirus. Y así como los chinos remplazaron a los rusos en la provisión de vacunas, evitando el colapso del plan nacional de vacunación, parece que los estadounidenses y sus vacunas Johnson & Johnson harán que pase inadvertido el incumplimiento parcial de la República Popular China.

Las vacunas Janssen de Johnson & Johnson se aplican una sola vez, por lo que el 1.008.000 de antivirales que arribarán este fin de semana completarán el esquema de inmunización de una cantidad similar de beneficiarios en un solo paso, incrementando en aproximadamente un 14% la cantidad de personas vacunadas. En Bolivia deben ser inyectadas 7,2 millones de personas mayores de 18 años. Arce anunció en enero que esa tarea se completaría en septiembre de este año, pero todo apunta que será incluso en 2022.

 

 


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas