InterfazPublico.bo

Vuelven las encuestas, “recargadas”

Este fin de semana dos diarios publicaron algunos resultados de tres encuestas, dos realizadas por empresas especializadas y una encarada por una fundación.

Escucha la noticia

Las encuestas bien realizadas ayudan a consolidar el sistema democrático porque le toman el pulso a la gente sobre cómo su vida cotidiana es impactada por los grandes temas del país, cómo recibe políticas públicas y medidas aplicadas por los tres niveles del Estado y, por supuesto, el grado de simpatía o antipatía que tiene sobre los gobernantes nacionales, departamentales y municipales del momento. Son útiles porque también descifran la percepción sobre los medios de comunicación, las redes sociales, las iglesias, las instituciones uniformadas y los gremios empresariales y sociales, entre otros sectores importantes de la sociedad.

Son valiosas porque rompen un esquema de comunicación unidireccional que generalmente se establece desde el poder, donde se toman decisiones bajo el convencimiento de que es lo que necesita la gente, cuando en realidad es el deseo, el capricho y hasta el delirio de quienes circunstancialmente tienen la responsabilidad de conducir el país, los departamentos y los municipios. Las encuestas bien elaboradas y bien interpretadas son la mejor manera de dejar de levantar un dedo mojado para saber hacia dónde sopla el viento.

Los estudios de opinión pública no solamente deberían estar presentes de manera pública y periódica en los procesos electorales de la patria, en los que más bien son objeto de mucha crítica, sino en tiempos “regulares”, a fin de conocer con detalle la percepción ciudadana sobre temáticas importantes como, por ejemplo, la lucha contra el coronavirus, la reforma de la justicia, la reactivación económica en el bolsillo de la gente, la educación en tiempos de pandemia y la existencia o no de un supuesto “golpe de Estado”.

De hecho, frecuentemente se realizan encuestas en el país mediante cuestionarios que son enviados por correo electrónico y otras vías digitales para conocer cómo son percibidas las ofertas de productos y servicios, cuáles son las conductas de consumo en nuestra sociedad y cómo está la situación económica de las familias, lo que evidencia que las encuestadoras ya se adecuaron a las nuevas tecnologías de comunicación y el levantamiento de datos ya no se realiza con encuestadores que visitan casas o lugares de encuentro ciudadano.

Este fin de semana, dos importantes periódicos del país publicaron algunos resultados de tres encuestas, dos realizadas por empresas especializadas en el eje del territorio nacional y una de menor escala encarada por una organización no gubernamental. Son encuestas sobre temas de coyuntura política, económica y sanitaria, y con relación al desempeño de autoridades nacionales como el presidente Luis Arce en temáticas puntuales. Los resultados divulgados por El Deber de Santa Cruz y Página Siete de La Paz ayudan a comprender cuán eficientes o inútiles pueden ser las retóricas de uno y otro lado.

Es de esperar que publicaciones como las del fin de semana no sean episódicas y más bien esos  diarios y otros medios de comunicación del país –tradicionales o digitales- asuman el desafío de informar frecuentemente a la gente sobre lo que está pensando la gente. Seguramente el gobierno de Luis Arce tiene sus propios estudios de opinión pública que pueden ser un insumo cualitativo a la hora de tomar decisiones que impactarán la vida de los habitantes del país.

No cabe duda de que encuestas bien realizadas en lo técnico, estadístico, contenidos y divulgación evitarán que el país y sus instituciones caminemos a ciegas y, por el contrario, se tomen decisiones más finas y pensando en el bienestar de la gente. Las consultas con resultados fiables, sean éstos positivos o negativos para los poderosos del momento, siempre ayudarán a consolidar aciertos y corregir errores, a mejorar el desempeño de los gobernantes y a contrastar la intuición política de ciertos líderes con la realidad de nuestra sociedad.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas