InternacionalOpinión

La desigualdad como justificativo para las dictaduras (y las peores desigualdades)

El canciller argentino, como quería Maduro, comenzó su trabajo de vocero de los regímenes no invitados a la cumbre de Los Ángeles

Escucha la noticia

Por Marcelo Duclos1

“Repartir sanciones y bloqueos van en la dirección contraria a la búsqueda de herramientas efectivas para combatir la desigualdad. Si no somos nosotros, si no son estos ámbitos los encargados de dar respuesta, de resolver injusticias que se prolongan en el tiempo, ¿entonces para qué estamos?”. Como anticipó Nicolás Maduro, Argentina sería la encargada de llevar la voz de las dictaduras vetadas en la Cumbre de las Américas en Los Ángeles. El canciller, Santiago Cafiero, comenzó a hacer su trabajo en la primera jornada del evento.

Para el Gobierno argentino, la supuesta lucha contra la desigualdad es excusa suficiente para justificar cualquier abuso autoritario. No importa toda la evidencia de las violaciones a los derechos humanos más básicos que se recogen a diario de países como Cuba o Venezuela. El discurso progresista, mentiroso y vacío de contenido, se mantiene vigente y se presenta impunemente en los foros internacionales. Hoy mismo, mientras el canciller de Alberto Fernández defendía a Maduro y los Castro del continente americano, el embajador en China decía otra barbaridad. Para Sabino Vaca Narvaja, en Xinjiang, donde existen en la actualidad campos de concentración que oprimen a las minorías, hay “armonía y prosperidad”.

Lamentablemente, casi toda la clase política ha aceptado la premisa de la izquierda sobre la problemática de la desigualdad. Esto ya lo advirtió hace varias décadas Margaret Thatcher, que cuando la criticaban con esta cuestión, respondía que los socialistas preferían que los pobres sean más pobres, con tal de que los ricos no sean más ricos.

La cuestión de la desigualdad no debería ser avalada ni siquiera desde lo moral. Aunque todavía suene impopular, las desigualdades económicas son el resultado de las diferencias y preferencias de las personas. Si reconocemos la libertad de una persona, que termina manifestándose en el sistema de precios del mercado, la desigualdad será el único resultado posible.

Claro que la pobreza sí es un problema. El tema es que cuando miramos el desempeño económico de los “paraísos” socialistas que defiende Cafiero en Estados Unidos, que basan sus gestiones en el combate a la desigualdad, no solamente vemos altísimos índices de pobreza, sino que vemos una desigualdad que sí es absolutamente inadmisible: la de la riqueza de la élite gobernante y el pueblo hambreado. Esa desigualdad de clases fijas, que recuerda las estructuras sociales de las épocas del absolutismo monárquico. El que nacía con sangre azul mantenía sus privilegios y la plebe se mantenía en la pobreza de la cuna hasta la muerte. Lo mismo pasa ahora con los socialismos latinoamericanos: los que están en el calorcito del poder, viven una vida negada para el resto de la población, en un sistema donde no hay mérito alguno.

El impopular capitalismo, que sí permite la movilidad social ascendente, arroja evidentes desigualdades en todo momento. Sin embargo, los que triunfan en el mercado terminan generando mejoras en el resto de la población, haciendo que los menos afortunados incrementen considerablemente su nivel de vida. Es por esto que el personal de limpieza de una empresa en los Estados Unidos tiene acceso a mejores bienes y servicios que un profesional argentino. Ni hablar del exiliado venezolano o el cubano con cartilla de racionamiento y dictadura.

1Nació en Buenos Aires en 1981, estudió periodismo en Taller Escuela Agencia y realizó la maestría de Ciencias Políticas y Economía en Eseade. Es columnista de opinión invitado de Perfil, Infobae y músico.

*Este artículo fue publicado originalmente en panampost.com el 09 de junio de 2022

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas