Noticias

Sube otra vez el costo de la harina importada; los panificadores analizarán el precio del pan

Dandy Mallea afirma que el quintal de harina se disparó a 260 bolivianos.

Escucha la noticia

La nueva elevación del precio del quintal de harina a 260 bolivianos por la suspensión de exportaciones de trigo de India y el incremento del producto final en Argentina será analizada por el sector panificador del país la próxima semana y se evaluará el precio del pan de batalla a nivel nacional, informó a radio Panamericana el dirigente de los panificadores artesanos de La Paz, Dandy Mallea.

“La próxima semana estaremos de visita en Santa Cruz y otras ciudades para hacer conocer las connotaciones y lo que pide el panificador productivo”, dijo Mallea antes de señalar que esperan una convocatoria de Emapa para discutir la elevación del precio del quintal de la harina de trigo y otros insumos que se utilizan para la elaboración del pan.

El dirigente paceño explicó que el 13 de mayo India, uno de los principales exportadores de trigo en el mundo, suspendió las exportaciones de trigo debido a que las altas temperaturas que se registran en las últimas semanas han mermado la productividad de la cosecha, lo que fue aprovechado por Argentina para incrementar en el precio del quintal de harina.

“Hace dos o tres semanas, el precio de la harina se encontraba estable, incluso bajó de 240 a 215 bolivianos, pero abruptamente el viernes y sábado de la semana pasada el precio se ha disparado a 260 bolivianos (el quintal de harina”, dijo Mallea a Panamericana, quien dijo que esa elevación está produciendo un perjuicio a los panificadores.

Mallea recordó que en febrero de este año el precio del quintal de harina de trigo fluctuaba en el país entre 160 y 165 bolivianos, y que en los últimos tres meses la bolsa del producto importado desde Argentina subió en alrededor de 100 bolivianos.

El dirigente de los panificadores reclamó que Emapa distribuya la harina que se importa de Argentina a los adherentes al partido de gobierno, que representan el 30% del total de los productores de pan de batalla en La Paz y El Alto, mientras que la economía del restante 70% “se está derrumbando” porque también han subido los precios de otros insumos como la manteca y el azúcar.

“Si el Gobierno, a través de Emapa, decide convocar a una reunión, estaremos porque no queremos golpear la magra economía de la ciudadanía”, dijo Mallea a Panamericana y agregó que en caso de que no se encuentren otras salidas para mantener el precio del pan, “no quedaría más (que elevar el precio del producto crocante) en caso de que no haya una solución”.

 


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas