Opinión

¿Fascista quién?, por Martin Montero

Casto Martín Montero Kuscevic

Profesor de Economía, Jiaotong-Liverpool University

Escucha la noticia

Hace unas semanas fuimos testigos de un desagradable espectáculo, cuando el Presidente Arce, guitarra en mano se une al coro que canta “… ya la pagarán fachos de mierda pronto volveré”.  No deja de ser curioso -por decir lo menos- que se sitúe al fascismo en las antípodas ideológicas del comunismo (o socialismo), después de todo son primos hermanos; y la rivalidad entre ambos bandos es más bien comparable con una pelea de pandillas por hacerse del poder. Es tanto el parecido, que si vemos las características más sobresalientes del fascismo y comparamos con lo que sucede actualmente en Bolivia, veremos que el gobierno es más fascista que otra cosa.

  1. Una de las características básicas del fascismo es el líder carismático al cuál se le rinde culto: Durante 14 años Evo Morales fue ese líder mesiánico cuyo mandato era casi divino. Desde su posesión en Tiahuanaco hasta ahora (es en la actualidad casi un copresidente), siempre se le ha dado un aire de dios en todas las demostraciones públicas en las que Morales ha participado. 
  2. Es corporativista: Las personas como individuos dejan de importar. Es la pertenencia al sindicato (y el sindicato en sí mismo) lo que importa. Si el sindicato no les responde, se lo descabeza o se crea una entidad paralela. Ahora lo llaman Sectores Sociales (el gran Paulovich, en tono jocoso las llamaba los SS en alusión a los grupos paramilitares nazis). Pueden ser cocaleros, mineros, Bartolinas, interculturales, etc. 
  3. Es racista: Lo ha dicho el mismísimo Vice-Presidente Choquehuanca “… un día solamente las personas con nuestro rostro tienen que gobernar Bolivia…” haciendo referencia a ser cómo África donde el ahora Vicepresidente cree -erróneamente- que todos los ministros son negros. Aunque hay quienes todavía creen en la palabrería del Vicepresidente, al punto que lo comparan con Mandela, lo cierto y evidente es que el Vicepresidente quiere imponer lo aimara sobre el resto, despreciando el mestizaje (léase la falta de pureza racial).  
  4. La propiedad privada no está abolida por completo: Aunque existen un sinnúmero de empresas públicas, casi todas ellas deficitarias, los más beneficiados son ciertos empresarios privados colaboracionistas. Los amigos del régimen se benefician a manos llenas con contratos, dádivas y leyes.
  5. Militarista: A pesar que la constitución establece que somos un país pacifista, los militares son uno de los pilares sobre la que se apoya el régimen. Otro pilar son sus violentos grupos paramilitares y avasalladores.
  6. Autoritarios, totalitarios y nacionalista: Existe una organización vertical donde los “libres pensantes” no tienen cabida. Además, es claro que el MAS pretende dominar tanto las esferas públicas como privadas (medios de comunicación, economía, educación, etc). Finalmente, el discurso nacionalista está presente en todas las arengas del MAS.
  7. Enemigos de la libertad y el capitalismo: Si hay algo que indiscutiblemente tienen en común los fascistas y los comunistas es que su mayor enemigo es la libertad y el capitalismo. No hay que olvidar que bajo esta lógica, Stalin y Hitler amos y señores de la Unión Soviética y la Alemania Nazi respectivamente se repartieron parte de Europa como parte del pacto de no agresión conocido como Molotov-Ribbentrop, mientras Europa occidental se desangraba en plena Segunda Guerra Mundial.

El “Movimiento al Socialismo” puede cambiar su nombre a “Movimiento al Fascismo” o “Movimiento al Comunismo” y el resultado sería igual porque tienen el autoritarismo como vena común y porque sus métodos son los mismos. 

Por tanto, no queda la menor duda de a quienes alude el Presidente cuando se refiere a los “fachos de mierda”.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Casto Martín Montero Kuscevic

Profesor de Economía, Jiaotong-Liverpool University

Publicaciones relacionadas