OpiniónPolítica

Preocúpate cuando nadie te extrañe

Hugo Carvajal Donoso

Sociólogo. Vicepresidente de ACADEMIA

Escucha la noticia

La ausencia del presidente Arce en la IX Cumbre de las Américas pasó inadvertida.  Si nadie extraña tu alejamiento, debes comenzar a preocuparte, al menos si tienes un poco de autoestima y pretendes ser respetado en el contexto internacional de las naciones.

       El desplante que pretendieron hacer los presidentes de México, Bolivia, Honduras al presidente Joe Biden de los Estados Unidos, por la exclusión de los regímenes autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua, no tuvo la capacidad de convertirse en boicot, y no adquirió ninguna relevancia en el desarrollo de las actividades y la declaración que suscribieron.

       Lo que resaltó, es que hay dos grupos de gobiernos en nuestro continente; los que están por el respeto al Estado de Derecho, y a los que no les interesa un “pepino” el destino de sus pueblos. Cada grupo con sus matices por supuesto. El presidente Boric se desmarca del bandolerismo socialista del siglo XXI, y el mandatario boliviano se alinea con los sátrapas antidemocráticos.

       La ausencia del régimen del MAS estuvo motivada en una óptica estrictamente política, no contempló ni analizó los interés del país, tampoco tuvo la agudeza de comprender el fundamental objetivo de la Cumbre: el migratorio. La administración de Biden considera que la emigración debe encararse como una “responsabilidad compartida”, por ello en la declaración final compromete a todas las naciones a implementar programas económicos, medio ambientales, de educación, digitalización y lucha contra la corrupción. Para alcanzar estos objetivos se destinarán recursos financieros y organizarán mecanismos que los ejecuten.

       ¿Quién pierde con esta impostura diplomática? ¿Los Estados Unidos o Bolivia? Pierde nuestro país, se perjudica a los ciudadanos, se desaprovecha la oportunidad de posicionarnos en el escenario internacional como una nación seria. El ideologismo diplomático, deja en evidencia que el oficialismo desprecia la Carta Democrática Interamericana, restringe las libertades y destruye las instituciones del Estado de Derecho.

         El canciller Mayta no comprende que el moderno hegemonismo norteamericano, ya no pasa por la intervención. La potencia del norte opta por el  “poder suave”, el de ayudar/cooperar pero no intervenir, discurre por la denominada “ambigüedad estratégica”. Mayta proclamó la “ciudadanía universal”, ignorando la crisis migratoria que vive la región, olvida la diáspora venezolana de más de cinco millones de personas ocasionada por el régimen autoritario de Maduro, y  la creciente violencia de los países del triangulo norte de Centroamérica, aprovechada por las mafias del tráfico de personas.

       ¿Alguien se inquietó por la ausencia del presidente Arce en la Cumbre? “Nadies”. El presidente de México no asistió, pero su canciller se preocupó de concertar una entrevista entre López Obrador y Biden para fecha próxima. Nuestra Cancillería no obtuvo nada y perdió la ocasión de marcar un perfil propio. Pusieron en ridículo a quienes apostaron por la presencia del gobierno, a pesar de que cada día se verifica la violación de los derechos humanos y acrecienta sus rasgos autoritarios.

       Biden en la inauguración expresó que sancionará a los gobiernos no democráticos, advirtió que la democracia en el continente está amenazada por “dictaduras, autocracias y autoritarismos” y por la progresiva corrupción de los gobiernos.

       Mientras el régimen de Arce a través del canciller, criticó al país anfitrión por las  exclusiones de naciones no democráticas —futuro previsible del régimen boliviano de continuar por esta senda—, denigró a la OEA y al secretario general Luis Almagro; el embajador argentino Jorge Arguello, matizó las críticas de su presidente Fernández, remarcando que “más allá de las palabras, la relación con Estados Unidos es excelente”. Pragmatismo diplomático que nuestro refractario canciller no cultiva y no entiende.

      *La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Hugo Carvajal Donoso

Sociólogo. Vicepresidente de ACADEMIA

Publicaciones relacionadas