OpiniónPolítica

Santa Cruz, en “su laberinto”(el de ellos)

Carlos Valverde

Analista político y periodista

Escucha la noticia

Comencemos como se debe: para el poder y el centralismo, Santa Cruz es y será, la excusa para lo malo que ocurra en “todo el territorio nacional”.

Y no es exageración, ahora nos salen con que el país “no pudo crecer más del 5% por el paro de 36 días”, aseguró Montenegro, uno de los ministros, que, sabiendo su exageración, “metió al clima” como coautor de las desgracias,  demostrando con esto que: Santa Cruz es el centro de “su laberinto” (el del gobierno) que lo único que demuestra es la adicción y dependencia que tiene el Estado con la región que produce no solo el 75% de la comida que se consume en el país, sino un tercio de su PIB y más de la mitad de varias/muchísimas otras cosas, entre ellas, la necesidad de entender que así como vamos, mirando mayormente a Santa Cruz como el principio de solución de sus problemas de pobreza y marginalidad. No es casual que acá venga al menos un 60% del vaciamiento de los departamentos que seguirán perdiendo población, por falta de ideas de estado que equilibren las asimetrías; esa no es “culpa“ de Santa Cruz; en realidad lo que debieran hacer, es escucharnos más, de acá salen, siempre, ideas para mejorar en todo; eso no lo oyen ni lo ven..

Terminemos con este tema para pasar a lo que de verdad queremos exponer: ya nadie discute que las segundas poblaciones de todos los departamentos del país están en Santa Cruz y, esa es una falsa solución, porque llegará el momento en que la pobreza y miseria puedan más y nuestras calles seguramente serán como se las ve ahora, con “miles de mendigos navideños” que llegan a esta ciudad a acumular las monedas y billetes que les permitan sobrevivir por un corto tiempo, pero, sobre todo, en la esperanza que sus hijos tengan regalos. Esa idea que se le ocurrió alguien hace ya muchos años sigue rindiendo sus frutos; seguramente “ese alguien”, ahora multiplicado, no lo hace gratis, hay que cobrar por traer y llevar a esa gente que viene con un montón de niños a los que visten con atuendo altiplánicos, les da un equipito de sonido, un charango maltrecho y cada 5 minutos el niño baila y simula tocar el charango, esperando le caigan los billetes y monedas; ¿eso no lo ve el gobierno? Lo ve, pero, mira para otro lado porque … resulta que la realidad no está en la preocupación del presidente Arce, para quien “somos la segunda mejor economía del mundo en estabilidad económica” (https://www.paginasiete.bo/economia/arce-somos-la-segunda-mejor-economia-del-mundo-somos-la-envidia-de-muchos-paises-ED5775969).

Este no es el tema de este trabajo, pero no podía dejar de tocarse en una fecha ten importante para todos los bolivianos, la que es importante hasta allá, donde no hay navidad ni regalos  ni juguetes y si no los hay, hay que salir a buscarlos, así sea lejos y durmiendo en la calle; menos mal que la noche del 24, grupos de jóvenes, esos que van al cabildo, cada vez que los convocan, se organizan y salen con comidas y juguetes a entregarles a los niños de las rotondas; así son las nuevas generaciones, militantes en su cruceñismo, solidarios y amables, porque es un gesto de amabilidad trajinar la ciudad para salir a la calle a entregar lo que lograron recaudar.

En fin… vamos a lo nuestro: el 15 de diciembre, Rómulo Calvo, presidente del Comité pro Santa Cruz presentó oficialmente el proyecto para cumplir el Segundo Mandato del Cabildo (para Santa Cruz, el Cabildo vale) para debatir “La relación de Sata Cruz con el país”; todo, como dice el texto de 4 hojas, dentro de la CPE, porque el mismo no busca subvertir nada, sino tratar de ordenar el laberinto del poder que no entiende todavía que, así como estamos no podemos pensar en un país de progreso.

Arce llegó a Cuna a alabar “la cuna de la revolución” y sabe, le agrade o no, que el mundo creció, que la revolución se quedó en el nombre, que la idea está destartalada y sólo sirve para los libros de historia; Díaz Canel reconoce la miseria de su país mientras el ubicuo Arce trata de “perseguir como el sueño”, mientras se vanagloria, sin sentido alguno de estar gobernado la “segunda economía del mundo”, cuando las RIN son escasas , cuando las van a engrosar con deuda, cuando no tenemos hidrocarburos para seguir exportando (batimos récords dijo Dorgarthen que asegura que YPFB es la segunda empresa en Latinoamérica) cuando la verdad es que está vendiendo aceleradamente lo único que hay (escasez para mañana) y que todo el año se ha gastado más en combustibles importados y subvencionados.

¿Creen que con slogans se logra mejorar, cuando no son capaces de debatir el estado en su totalidad; a la propuesta cívica le responden adláteres, es decir, (personas que no se separan del que dependen) de todo tipo, hasta el comandante del Ejército, que mostró su supina ignorancia en materia constitucional pero que creyó haber quedado bien con el presidente; en una de esas lo ratifica como Comandante oficial y deja de ser “accidental”, cuando por lo visto, su sola presencia lo convierte en un accidente en el comando de su fuerza. Acicateado por las respuestas, Arce sale a hablar de separatismo y de la fortaleza de la patria y otras tantas linduras discursivas y… a los días, la viceministra de Comunicaciones irrumpe en escena a hablar de federalismo cuando Santa Cruz no ha hablado de ello, sino de algo mucho más profundo: urge replantear la relación administrativa y ordenadora de absolutamente todo lo que significa la administración del Estado.

Y aquí me permito diferir de quienes sostienen que esta es una interpelación de la Sociedad Civil al Estado porque, en realidad, es el departamento, ojalá en poco tiempo sean ”los Departamentos” quienes lo hagan; la sociedad civil somos los ciudadanos que componemos el Estado; de nuevo: el Estado es la gente y la gente tiene (tenemos) el derecho de exigir que, los Departamentos tengan otra relación con el País, con la República que no puede seguir siendo administrada tan deficientemente, porque en términos reales estamos muy mal en indicadores de salud, educación, vivienda, formalidad laboral, en administración de Justicia y varios etcéteras más.

Lo que debemos interpelar es, reitero, la relación administrativa entre el Departamento y la República o país; esto es un debate organizador, es administrativo y es lo que nos está haciendo daño.

Puede que suene fuerte y los conservadores administrativos y seudo revolucionarios; solo un seudo revolucionario puede alabar a Cuba o a Rusia hoy; el primero que vive en la miseria y el otro en una dictadura antidemocrática, autócrata y practica un populismo zarista. Sólo quien no entienda la necesidad de los Departamentos de recibir más de lo que envían desde los entes recaudadores puede considerar que la propuesta departamental es una amenaza.

Desde el 2023 se tendrá que debatir todo, alguien del poder cree que la Justicia está bien manejada? Debátalo, quienes aseguran que el 82¡18 de repartición de los dineros son suficiente y equitativos? Debátanlo, a lo mejor cuando entremos al debate del Pacto fiscal entendamos que como vamos, el 50-50 es poco y era válido cuando lo planteó la gobernación de Rubén Costas y, pretendamos el 70-30, para hacernos cargo desde los departamentos de salud, educación, caminos y otros, es decir administrar verdaderas autonomías o, por qué no, el Federalismo que, no es parte de lo planteado por el Comité Cívico, pero es lo que la mandan a decir a la viceministra Alcón, (sin h, porque es muda y ella no lo es).

En el laberinto acusatorio de los “cruceño-dependientes, o adictos a lo que hagamos en esta parte del país, ahora de nuevo, los Montenegros, los Gonzales (ministros) creen que  hay que conversar con los empresarios de esta parte del país y… acabar con las invasiones a predios privados y productivos; aspecto en el que interviene del Castillo con discursos sin sentido, como “no podemos convivir con…” cuando no es secreto para nadie que ellos prohijaron el asalto y la impunidad.

Mientras pasan las fiestas, esperemos reflexionen y no importa si se adelanta el día de inocentes y Acre repite eso de “segunda economía del mundo”… será lo único gracioso que haya dicho desde que es presidente… hay que entender, es tiempo de paz.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Carlos Valverde

Analista político y periodista

Publicaciones relacionadas

Abrir chat
¿Quieres unirte al grupo de Whatsapp?
Hola 👋
Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Whatsapp