Hecho y dichoPublico.bo

Lo medular de la Marcha Indígena que recorre “su” territorio en un editorial y un artículo de opinión

El Deber se ocupa del pliego petitorio aún por conocerse y Vasileiv Seoane del valor cultural de los indígenas en una sociedad.

Escucha la noticia

El Deber – Una marcha heroica

La marcha indígena que comenzó el 25 de agosto en Trinidad y tiene como destino la capital cruceña es abordada este miércoles por el editorial de El Deber que destaca su composición inicial (indígenas del oriente, amazonia y chaco bolivianos), el nivel de organización de la columna y hasta la definición de un vocero oficial, el cacique Abdón Justiniano, cuya tarea es transmitir que la marcha busca “el respeto a los pueblos indígenas, que se detengan los avasallamientos de tierras en estas regiones del país, que no invadan los territorios indígenas, que se cumplan las leyes”.

Aquí viene lo interesante del editorial de El Deber sobre la marcha: la negativa de sus representantes a revelar la integralidad del pliego petitorio de los indígenas al Estado boliviano, aunque ya realizaron las primeras sesiones del Parlamento Indígena mientras la columna avanza. “… temen que el Gobierno los vaya a revisar y calificar de manera apresurada su viabilidad o inviabilidad en medio de la caminata. Por eso ellos decidieron convocar a toda la Estructura del Estado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, para allí entregar formalmente el pliego petitorio”, sostiene el editorial de influyente diario cruceño.

Menciona que la marcha cosecha apoyo por donde pasa y entre el 20 y 21 se unirá con otra columna que partió de San José de Chiquitos, de tal manera que la gran caminata indígena ingresará a la capital cruceña respaldada por indígenas y no indígenas. Será en ese momento que el país, incluido el gobierno, conozca en detalle que “los puntos centrales de las demandas de los grupos indígenas tienen directa relación con el interés de la región (cruceña), amenazada por permanentes ocupaciones ilegales de tierras que en muchos casos se están destinando a cocaleros del occidente que muy pronto llevarán cultivos de coca a esas zonas, si es que no lo han hecho ya”.

Vasileiv Seoane García – Marcha indígena, cultura, legitimidad e instrumentalización

El investigador social escribió un artículo de opinión publicado por El Deber este miércoles en el que hace una precisa caracterización sociológica sobre los pueblos indígenas y el valor que representan en el desarrollo de una sociedad o un país. Cita como ejemplos de inclusión verdadera de los pueblos indígenas en la cultura de las naciones lo que ocurrió en Estados Unidos con los afrodescendientes y en Paraguay con el pueblo guaraní. Seoane propone mirar lo que puede ocurrir en Chile y Perú, donde se han desatado procesos constituyentes que pueden terminar con el nacimiento de Estados plurinacionales como expresión de sociedades con diversidad cultural.

“En el fondo de todas las cosas lo que se debate es la legitimidad de la sociedad, que los agentes se sientan parte inherente de esos pueblos o Estados, cuando una parte de la sociedad es histórica y sistemáticamente excluida y marginada produce todo tipo de protestas y hasta rebeliones políticas”, reflexiona e inscribe la marcha indígena que se dirige a Santa Cruz de la Sierra en un esfuerzo permanente de búsqueda de “legitimidad” de los pueblos que “son ancestralmente dueños de estos territorios que ahora se conocen como Santa Cruz, Paraguay, Brasil, Argentina, etc.” y constituyen definitivamente una matriz civilizatoria.

“Alguna gente quiere creer que desde el 26 de febrero de 1561 hasta aquí no hubo ningún contacto con los pueblos oriundos de Santa Cruz, son vistos como una especie de alienígenas o parias en su propio territorio, esto es lo más alienado y esquizofrénico que las sociedades colonizadas han producido en el tiempo, negar sus propias raíces”, desafía Seoane y afirma los del MAS “han instrumentalizado a los pueblos indígenas al punto de cooptarlos y quitarnos como sociedad uno de nuestros referentes constitutivos, nuestra raíz étnica, cultural, social, filosófica, política y moral entre otros, por eso que nadie le puede hacer competencia en el mercado político”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas