Hecho y dichoPublico.bo

Tres puntos de vista en los periódicos del país sobre la vacunación y la presentación obligatoria del carnet anticovid

Resumen de los editoriale de El Deber y Los Tiempos, y del artículo de Rafael Puente.

Escucha la noticia

El acierto del carnet de vacunación – El Deber

El diario cruceño aplaude en su editorial de este lunes la obligatoriedad de portar el carnet de vacunación para acceder a servicios y comercios en el país porque elevó exponencialmente la demanda de vacunas de una gran cantidad de personas que, “mientras no veían un castigo de por medio, no mostraban ningún interés por la inmunización”. Afirma que la medida debió aplicarse antes porque se hubiera evitado la explosión de casos en la última semana de 2021, pero “más vale tarde que nunca” porque los rezagados hacen interminables colas en los puntos de vacunación.

El Deber afirma que ver esas filas provoca sentimientos encontrados de impotencia y esperanza. Impotencia porque “muchos bolivianos necesitan ver el palo para actuar como ciudadanos informados, maduros y responsables” y esperanza porque “Bolivia tendrá pronto un porcentaje elevado de vacunados y eso permitirá descongestionar los centros de atención médica”. Para el influyente diario de Santa Cruz queda claro que no es que habían convicciones religiosas o naturales, sino simplemente flojera e irresponsabilidad en los ciudadanos.

El Deber reclama que instituciones públicas y privadas sean estrictas en la exigencia del carnet de vacunación porque solo 4,6 millones de las 10,2 millones de personas habilitadas para acceder a las vacunas anticovid recibieron la primera dosis, mientras el país cuenta con 22,5 millones de inoculantes, cantidad más que suficiente para que todos los bolivianos mayores de 5 años reciban vacunas Sinopharm, Sputnik V, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Pfizer y ahora Moderna. “Esta vez se actuó con inteligencia: la vacuna no es obligatoria, pero si no te la colocas serás un ciudadano de tercera, sin acceso a oficinas públicas, comercios, banca, educación ni transporte. Aplausos”, concluye el editorial.

Vacunas, las usamos hace más de 200 años – Los Tiempos

El periódico de Cochabamba esgrime un interesante argumento para impulsar la vacunación contra el Covid-19. “Hace más de dos siglos que la humanidad utiliza vacunas. Y cada uno de los bolivianos ha recibido cerca de una docena, desde que nació. Y a nadie se le ocurre cuestionarlas”, afirma Los Tiempos y critica la “reproducción de noticias falsas” como que el inmunizante magnetiza el cuerpo. Recuerda que hasta noviembre de 2021 se vacunó al 52% de la población con la primera dosis, y que la aplicación de las dosis de refuerzo “estaba bajando considerablemente la tasa de mortalidad”.

“Hay países donde volvió a imponerse el confinamiento para frenar la escalada de contagios de Covid-19, provocada presumiblemente por la variante ómicron”, agrega el editorial como muestra de los grandes porcentajes de la población que rechazan la vacuna fuera del país. “Es cierto que a nadie se le puede obligar a vacunarse, porque ésa es una decisión personal; sin embargo, esa libertad está colisionando con un derecho humano, el del acceso a la salud”, afirma Los Tiempos porque los no vacunados terminan contagiando incluso a quienes se contagiaron.

“Los Gobiernos no sólo están facultados, sino que tienen la obligación de asumir políticas públicas que garanticen que la mayoría de la población se vacune”, afirma Los Tiempos sobre la base de que su responsabilidad es cumplir con el derecho humano de acceso universal a la salud. “Todas las pruebas realizadas con las vacunas han demostrado que son beneficiosas y disminuyen el impacto de las enfermedades. Frente a eso, cualquier argumento carece de valor”, concluye el editorial del diario cochabambino.

¿A quién beneficia el negocio de la vacunación obligatoria? – Rafael Puente

En su último artículo de opinión publicado por Página Siete y otros medios del país, Rafael Puente, intelectual cochabambino y exviceministro en la primera etapa del largo gobierno de Evo Morales, hace una crítica de lo general a lo particular mencionando que los “superempesarios que se creen dueños del planeta” y que habrían decidido reducir la superpoblación mundial, no tienen derecho a obligar a la gente a vacunarse contra la pandemia “de naturaleza todavía desconocida”. A partir de ese criterio, considera “inadmisible” las actitudes del Viceministro de Defensa del Consumidor como advertir con 10 años de cárcel a quienes ejerzan su derecho constitucional de no vacunarse.

“Nadie tiene derecho a jugar con la salud de la población ni de considerar que los y las habitantes de este país nuestro son conejillos de indias”, cuestiona Puente y afirma que no se puede forzar a nadie que se inyecte dosis que están “en fase experimental” mediante un Decreto Supremo, cuando el artículo 18 de la Constitución establece que el Estado debe garantizar el derecho a la salud en términos de calidad de vida, de bienestar colectivo y de acceso gratuito a los servicios de salud, “servicios que en la práctica no son gratuitos más que para una minoría de personas que han tenido la suerte y la previsión de adelantarse”.

Puente va más allá y critica la prohibición de reunión en fin de año bajo el argumento de que la vacunación obligatoria va en contra de la Constitución que todos debemos acatarla y la cual establece, en su artículo 44, que ninguna persona podrá ser sometida, al margen de su libertad personal, a intervenciones quirúrgicas ni a experimentos científicos de ningún tipo. Después de pedir a Jorge Silva que transparente las condiciones de contratación de las vacunas anticovid, termina su artículo de opinión señalando lo siguiente: “Señor viceministro, por favor respétenos (aunque estemos equivocados, y más aún ante la elevada posibilidad de que el equivocado sea usted). ¿O prefiere renunciar?”.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas