OpiniónPolítica

La oposición gana en calle y RRSS, pero el MAS en urnas

Escucha la noticia

El día después de la abrogación oficial de la ley 1386, es un momento oportuno para empezar a desarrollar interpretaciones sobre la protesta social (paro) que durante más de una semana fue contundente en el departamento de Santa Cruz, cuando también hubo movilizaciones esporádicas en otros departamentos. Es decir, tratar de entender la coyuntura política en relación a la articulación de sus actores regionales y populares que desde el espacio público presionaron al gobierno nacional para que abrogue una ley y se lo consiga, es loable porque fue una contramarcha del oficialismo a pesar de su poder político. Sin embargo, no necesariamente implica la base de un nuevo proyecto político alternativo al MAS.

En los hechos, el Comité pro Santa Cruz desplegó un discurso público en los medios, los gremiales dejaron de abastecer y los transportistas de circular. Es decir, fue una simbiosis coyuntural oportuna con eficacia entre varios actores con diversa naturaleza de clase: abrogación de la 1386. Una muestra del poder de la calle con múltiples sectores movilizados. El gobierno no quiere reconocer ello e inventó, otra vez, la falacia del golpe para justificar su contramarcha (abrogación). No obstante, el paquete de leyes impopulares y el restablecimiento de los 2/3 en el reglamento interno de debate de los asambleístas, queda como asignatura pendiente porque la protesta seguirá latente. Por tanto, es un comper, no una derrota. Quienes están disconformes con la suspensión del paro, deben entender que toda estrategia tiene sus tiempos y pausas para fortalecerse, por tanto, el pesimismo manifiesto en las afueras del CPSC la noche del martes 16 de noviembre no tiene fundamento. 

En este contexto, la hipótesis de desestabilización política creada en el seno del MAS se cae por su propio peso porque el efecto de la abrogación fue la desmovilización multisectorial.

Ahora bien, ¿por qué oposición gana en las calles, redes sociales y predomina en los medios de comunicación tradicional, pero el MAS triunfa en las urnas? 

Responderé la pregunta con siete razones (posibles causas y sentidas ausencias) para así ampliar su contexto.1. No existe en la cancha opositora un liderazgo que articule la derecha extrema, moderada, y la centro izquierda descontenta con el MAS. 2. La fragmentación de los liderazgos opositores no permite construir una estructura partidaria sólida. 3. No existe un discurso ideológico claro con respecto al liberalismo político (respeto derecho ciudadanos, independencia de poderes, propiedad privada) que haga un maridaje con el Estado de bienestar (no estatismo centralista a lo MAS) para incluir lo nacional-popular y fortalecer las autonomías. 4. El MAS tiene un fenomenal despliegue territorial en todo el país vía las alcaldías. 5. La falta de transparencia de la institucionalidad del TSE (posible gestora de fraude). 6. En la oposición existen muchos capitanes y pocos marineros y, de yapa, estos a veces se amotinan.7. En el MAS, a pesar de las disputas internas, existe disciplina partidaria.

El momento político actual para el gobierno nacional es complicado y para la oposición favorable, sin embargo, en momentos electorales pasados, de acuerdo a la evidencia empírica, el viento ha soplado (votantes) a favor del MAS y en contra de la oposición con el aditamento de lo señalado en el punto 5. Por tanto, si actualmente la cancha está inclinada a favor del oficialismo, entonces el futuro político-electoral de las organizaciones partidarias opositores es sombrío.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas