Hecho y dichoPublico.bo

Hostilidad permanente, confrontación actual, narrativas en pugna: tres diarios analizan el conflicto concentrado en Santa Cruz

Los Tiempos, Página Siete y La Razón expresan sus puntos de vista sobre la guerra política y el nuevo capítulo que se escribirá en estos días.

Escucha la noticia

Los Tiempos – El ejercicio hostil del poder

Hostilidad es la palabra que repite el editorial de Los Tiempos de este miércoles. La utiliza para graficar cómo desde el inicio de la administración de Luis Arce, en noviembre de 2020, empezando por él hasta legisladores masistas, pasando por ministros, han hecho de la hostilidad política una constante en contra de las oposiciones parlamentarias, cívicas, indígenas y ciudadanas, aunque el texto también marca los picos de endurecimiento del discurso oficialista: en la posesión de Arce, en la campaña electoral de carácter regional, después de que las nuevas autoridades subnacionales asumieron funciones y ahora cuando surgen señales de una probable rearticulación de las expresiones opositoras.

Para Los Tiempos, “las actitudes hostiles han ido cobrando mayor fuerza, primero como sustento de la estrategia para imponer la narrativa del ‘golpe de Estado’ y luego, alimentados por el impacto de la persecución política-judicial, aplicados a prácticamente todas las circunstancias en las que la gestión del Estado genera controversias”. “la actitud del oficialismo hacia el descontento ciudadano (…) ha llegado ahora al anuncio de ‘mano firme’ (realizado) por el Ministro de Defensa, al referirse a la convocatoria de los cívicos cruceños para protestar contra el cierre del caso del fraude electoral”, complementa el periódico de Cochabamba.

La abierta hostilidad política del oficialismo, según Los Tiempos, se está trasladando hacia los reclamos ciudadanos, por ejemplo, por la falta de segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V o los avasallamientos de tierras en la región chiquitana del oriente boliviano. “La tensión, asumida como estrategia de gobierno, no facilita la gestión del Estado y peor en circunstancias sociales, sanitarias y económicas como las actuales”, concluye el editorial.

Página Siete – Confrontación política por las tierras

El editorial de este martes del diario crítico con el gobierno se enfoca en el conflicto de tierras en Santa Cruz y señala que “el presidente Luis Arce, lejos de buscar consensos con los demás actores, emitió un discurso cargado de hostilidad y autoritarismo, en el que se erige como el único competente para definir para quién se destinará cada centímetro de tierra de Bolivia”, refiriéndose a que en el Día de la Revolución Agraria, el 2 de agosto, Arce dejó establecido desde el municipio cruceño de San Julián que “el saneamiento, titulación y distribución de tierras son competencia privativa y exclusiva del Gobierno central”.

Página Siete afirma que la postura del Presidente profundiza el conflicto porque el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, insistirá con la reunión de la Comisión Agraria Departamental (CAD), y la cruceñidad resolvió unir la defensa de las tierras, apoyando el bloqueo de caminos desde el lunes de la próxima semana, con la lucha por la democracia que tendrá su primera movilización mañana en la capital oriental. “Como se puede ver, el conflicto está escalando y el gobierno nacional está permitiendo, de manera irresponsable, que eso ocurra. No sólo lo está permitiendo, también lo está alentando primero por su negativa a asistir a las reuniones de la CAD y segundo por el discurso enguerrillado que Arce pronunció en Santa Cruz”, afirma el editorial.

El periódico paceño anota que mientras sube la tensión verbal, “los actores que pugnan por la poca tierra que queda para su distribución en Santa Cruz están en actitud de apronte y en algunos casos en franca confrontación”. “Los actores que disputan la tierra son los agroindustriales cruceños, los interculturales del MAS y los indígenas, pero está claro que los más desamparados en esta pugna de dos grandes poderes son los pueblos originarios. Al menos por ellos, que el MAS abandera como su causa política, el gobierno podría bajar el tono y concertar”, finaliza el editorial de Pagina Siete.

La Razón – La narrativa cívica

El editorial del medio paraestatal de este miércoles también aborda el conflicto focalizado en Santa Cruz, a partir del intento de la Asamblea de la Cruceñidad de rearticular a la oposición cívica con “banderas genéricas como la ‘defensa de la democracia’, hasta demandas concretas como la renuncia del fiscal Lanchipa, pasando por el rechazo a las acciones judiciales en el caso Golpe. En la agenda cruceña, su evidente interés es intervenir en el régimen de tierras”. La Razón afirma que la “narrativa cívica” tiene dos mensajes complementarios: revertir la decisión del Ministerio Púbico sobre el caso fraude electoral por la vía judicial nacional e internacional y la movilización callejera para generar presión social sobre el sistema de justicia del país.

“Al respecto habrá que señalar que el denominado caso Fraude se cerró luego de 20 meses de investigaciones por cuenta de los fiscales. La mayor parte de ese periodo (un año) fue en el régimen provisorio de Áñez, con reiteradas amenazas del exministro Murillo y el Procurador General del Estado. También debe recordarse que en 20 meses las entidades que hoy convocan a movilizarse para reabrir el caso no presentaron ni una sola prueba que demuestre el delito de ‘fraude’ en los comicios de 2019”, sostiene el periódico de La Paz y vuelve sobre el razonamiento de “el tema de fondo no es tanto el ‘fraude’, sino la dotación de tierras”.

El editorial de La Razón concluye advirtiendo que “en el trasfondo de las movilizaciones convocadas por los cívicos se percibe también su preocupación por la posibilidad cierta de que en la disputa de narrativas ‘fraude versus golpe’, se impongan las acciones sancionatorias ‘del Gobierno central y su justicia servil’ en torno al golpe. En un contexto donde la mayoría de la población concentra su atención en la crisis socioeconómica y la crisis sanitaria, hoy las organizaciones opositoras apuestan por reactivar la tensión con una agenda más bien política”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas