Internacional

Mirada Sur XXXVI: Narcos, moderación, energía, premios y Mickey Mouse

La newsletter con todo lo que importa saber de lo que pasa entre el Río Grande y Tierra del Fuego en menos de 10 minutos.

Escucha la noticia

Esta edición viene con algunos temas coyunturales, como puede ser la nueva primer ministro peruana, o la caída del narcotraficante más buscado de la región. Y otros más conceptuales, como la transformación del mundo de la energía y su impacto en la economía y las empresas, o la nueva ley argentina de etiquetado de alimentos, que ha generado gran revuelo.


1.Cae el  “narco” más buscado

Esta semana fue apresado el narcotraficante más buscado de Colombia. Luego de una década tras sus pasos, el sábado 23, cuando promediaba la tarde, las autoridades locales lograron caerle encima a Dairo Antonio Úsuga, el famoso “Otoniel”, cabeza de la banda narco más poderosa del país, el “Clan del Golfo”. La maniobra que llevó a su detención consistió en una acción conjunta del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía de Colombia, apoyada por los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido. Se la llamó “operación Osiris” e implicó la intervención de 1.200 efectivos de élite, 22 helicópteros y un despliegue digno de las mejores producciones hollywoodenses.

Según dijo el Presidente Iván Duque, “este es el golpe más duro que se le ha propinado al narcotráfico en este siglo en nuestro país, solo  comparable con la caída de Pablo Escobar”.

Trasfondo. Dairo Antonio Usuga, de 50 años, integró algunos de los principales grupos armados ilegales del país cafetero, como las FARC y las Autodefensas Unidas de Colombia. En 2012, la muerte de su hermano Giovanni, hasta entonces líder del Clan del Golfo, a manos de la policía, lo ubicó a la cabeza de la organización. El Clan del Golfo es una temida asociación delictiva dedicada al tráfico de cocaína y la extorsión, liderada por exnarcotraficantes y exparamilitares. Fue gestada en 1996, tras la desarticulación de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), una agrupación paramilitar de extrema derecha.

Tras su captura el pasado sábado, Úsuga fue enviado a Bogotá, donde ya comenzaron los trámites para su extradición a los Estados Unidos. El gobierno de dicho país ofrecía 5 millones de dólares a quien brindara información que condujera a su paradero.

Por qué importa. Otoniel era considerado una de las peores amenazas para Colombia, no sólo por las enormes cantidades de cocaína que traficaba al exterior, sino porque además controlaba el llamado “microtráfico”, que provoca guerras entre diversos grupos ilegales y ha causado varias masacres en el país. Políticamente la captura del narco ha sido un gran logro para Ivan Duque, en momentos en que su popularidad venía en picada.

2. Guedes y el futuro de Petrobras 

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, no es un hombre de medias tintas. Con “pedigrí” liberal, que incluye estudios en la Universidad de Chicago, ha formado una simbiosis exótica con el presidente Bolsonaro, ya que el mismo suele tener una mirada más conservadora y proteccionista sobre la economía. Pero desde que llegaron al gobierno, han logrado coexistir de manera más o menos armónica, al punto de que incluso muchos brasileños que no quieren nada  a Bolsonaro, respetan y reconocen el empuje reformista de Guedes. Y eso que, cuando opina, opina con fuerza.

Esta semana Guedes ganó titulares al decir que “es clave sacar todo el petróleo del suelo rápidamente, para usar esos recursos en inversión en educación, y tecnología antes de que Petrobras pase a valer nada”. Petrobras es la empresa estatal de petróleo en Brasil, y las palabras de Guedes hacen referencia a que el mundo camina velozmente hacia el reemplazo de los combustibles fósiles como los que extrae Petrobras, hacia fuentes renovables y sustentables. Según el ministro, en 30 años, el  valor de Petrobras sería cero.

¿Será? Ahora bien, ¿es esto tan así? Para tenerlo claro, fuimos a consultar a una buena amiga de Mirada Sur que es experta en temas energéticos, pero prefirió no opinar con nombre y apellido, por determinadas implicancias laborales. En cambio, nos dirigió a un documento público, el World Energy Outlook 2021 de la Agencia Internacional de Energía, donde se expresa lo siguiente:

“Actualmente más de 50 países más toda la Unión Europea han anunciado objetivos de emisiones netas cero del sector energético a 2050 o las siguientes décadas. Estas nuevas ambiciones son un paso correcto en la lucha por reducir los impactos del cambio climático”.

“Estos anuncios cambiarían la demanda esperada de los distintos combustibles – con importantes presiones a la baja para el petróleo y el gas por ejemplo – lo que desafía modelos de desarrollo de países productores de petróleo y gas, así como las empresas de este sector, en particular aquellos países o empresas que tienen mayores costos de producción o intensidad de emisiones. Pero estas empresas pueden también tener una oportunidad, dado que en muchos casos tienen el capital, la experiencia y la capacidad técnica para desarrollar e invertir en sectores de energía limpia. Por ejemplo, donde se requiere mucha innovación, como el hidrógeno, la captura, almacenamiento y uso del carbono, o grande proyectos renovables como la eólica marítima”.

¿Por qué es importante? El documento de la AIE parece confirmar el vaticinio del ministro Guedes. Aunque viendo lo que sucede hoy con los precios del petróleo y el gas, uno podría tener la tentación de relativizar esos vaticinios. De todas formas, en Brasil el episodio tiene un tono político claro. Petrobras fue la niña de los ojos del ex presidente Lula, donde canalizó muchos de sus proyectos y ambiciones. Por otro lado, fue también otro foco de corrupción importante en su gobierno, y cada vez que se habla de eso, el clima político en Brasil se calienta de manera notoria.

3. La nueva mujer al mando en Perú

El Congreso peruano recibió esta semana la solicitud de confianza formal de Mirtha Vázquez, nueva presidenta del Consejo de Ministros. Vázquez viene a sustituir al polémico Guido Bellido, quien fue removido por el presidente Pedro Castillo a pocos días de ser nombrado en su cargo. Vázquez es una figura política más tradicional, con mucha experiencia en el Congreso, y que proviene del Frente Amplio, partido con un tono más similar al de un progresismo moderado, lo cual ha llevado calma a muchos sectores políticos del Perú, que ven este nombramiento como un gesto del nuevo gobierno peruano que lo aleja de los radicalismos que marcaron su tono en la campaña electoral.

Vázquez presentó 129 propuestas específicas, de las cuales 9 son proyectos de ley que necesitan la aprobación del Congreso. Al igual que su predecesor Guido Bellido, no mencionó la Asamblea Constituyente una de las promesas de campaña que más polémica generan en Perú. Pero profundizó en asuntos más “soft”, como el tema ambiental, la salud mental, la lucha contra el narcotráfico y la comunidad LGTB.

El polítólogo Omar Awapara, entrevistado por el diario El Comercio de Lima, explicó que “Cada presentación de Gabinete busca transmitir un mensaje, me quedó la sensación de que [Vásquez buscó] una especie de reivindicación de las banderas asociadas a una izquierda progresista, como los derechos humanos, interculturalidad, medio ambiente y poblaciones vulnerables. Los énfasis estuvieron por ahí. Y hubo una mención a la reactivación económica y a ciertas obras, pero no veo una visión de largo plazo, sino una orientación”.

¿Por qué es importante? Desde la asunción del gobierno de Pedro Castillo, un gremialista y maestro rural de pocas palabras e ideas definibles como un “indigenismo marxista” en lo económico, y muy conservador en lo social, los mercados exhibían un miedo frenético a lo que podía venir. Este pánico se acentuó con las primeras medidas de Castillo, que daban mucho poder al núcleo más radical del partido que lo llevó al poder, y a su mentor, Vladimir Cerrón, alguien con causas judiciales pendientes, vínculos con la guerrilla de Sendero Luminoso, y una admiración acrítica de procesos como el  chavismo. Tras el cambio drástico de gabinete de hace casi un mes, y el nombramiento de Vázquez, Castillo parece estar mostrando un giro al centro que alienta a los analistas a compararlo con lo que se vivió con Ollanta Humala.

Si bien el avance del gobierno mostrará qué tan realista es este optimismo de los analistas, la nueva jerarca asegurará una relación más fluída con un Congreso donde el gobierno es minoría, y donde pende siempre la amenaza de una “vacancia” como la que costó el cargo  a varios presidentes peruanos de los últimos años.

4. Premiar a quien hace las cosas bien

Desde que comenzó Mirada Sur, propusimos usar su alcance para que las organizaciones asociadas de alguna forma a Atlas, difundieran sus eventos y acciones. La verdad, no ha sido mucha la gente que nos ha “usado” en esa línea. Por eso hoy decidimos difundir este nuevo premio del Centro Ricardo B. Salinas, y la OEI, que tiene un fin muy interesante: premiar a quienes hacen las cosas bien en América Latina.

El “claim” de este Premio Iberoamericano al liderazgo social es bien claro: “Existe mucha gente haciendo cosas bien en la región, líderes que inspiran a los demás con su ejemplo”. El premio busca ubicar a esas personas, para reconocerlos y fomentar su labor. Pero para tener una idea más clara del asunto, consultamos a Jorge Díaz Cuervo, de la organización, y le preguntamos cuál es el espíritu detrás del premio. “Reconocer y visibilizar a lideres sociales que desde la sociedad civil están transformando positivamente sus comunidades. Personas inconformes con su entorno que, a partir de buenas ideas, deciden actuar para resolver problemas y generar prosperidad”.  Si bien hay estimulantes premios en metálico, el espíritu pasa más por un reconocimiento a la tarea de estos innovadores.

Así que si usted conoce a alguien que tenga un rol positivo, y se desempeñe en áreas como arte y cultura, ciencia,  tecnología, educación, salud, sustentabilidad, o innovación, no dude en analizar esta convocatoria, que tiene plazo hasta el 6 de diciembre.

5. Argentina sentencia al ratón Mickey

A sus 93 años, el Ratón Mickey respira aliviado. También lo hacen los jóvenes de Miracoulous, Escandalosos y Dora la Exploradora. Es que en Argentina sus imágenes ya no podrán ser utilizadas para venderle a los niños golosinas, papitas saladas o embutidos, que luego carcomerán  sus dientes, fortalecerán sus tejidos adiposos o bien comenzarán un largo pero inexorable proceso de obstrucción arterial.

El pasado miércoles la cámara de Diputados de la Nación Argentina brindó media sanción a la Ley de Etiquetado Frontal. La ley, además de obligar a los productores de alimentos a marcar con un sello negro, de forma octogonal, los envases o envoltorios de aquellos productos con exceso de elementos perjudiciales para la salud, prohibe emitir publicidad dirigida a niños y adolescentes de cualquier producto que presente tales advertencias. Tampoco podrán incluir dibujos animados, figuras públicas ni tentar a los niños con regalos o premios. Se libera de esa manera a los personajes citados de tan reprochable tarea y se deja a muchos otros, como el muchacho que se disfraza de Mariachi para promocionar unos nachos, sin su fuente laboral. No así al que se pone el traje de payaso para invitar a los niños a consumir hamburguesas triple carne.

Reacción. La medida ha provocado la crítica de muchos productores de alimentos envasados de alto valor nutricional, que argumentan que los criterios para el etiquetado que exige la ley, lleva a que en la góndola del supermercado, sus productos se perciban emparejados con snacks u otros alimentos denominados chatarra. Además, lo consideran inequitativo pues sólo los productos envasados fuera de la vista del consumidor son abarcados por la ley. Esto hace que una hamburguesa de una cadena de comida rápida no lleve ninguna advertencia mientras que una masa para tartas envasada sí lo haga.

La Sociedad Argentina de Nutrición argumentó que la ley puede ser motivo de interpretaciones incorrectas y que “muchos consumidores se van a ver  desalentados para consumir alimentos de buena calidad nutricional como vegetales congelados, legumbres envasadas, lácteos o alimentos reducidos en calorías, azúcar o grasas, ya que sus características especiales no podrían ser exhibidas en forma diferencial en el etiquetado frontal”.

Por qué importa. Porque los gobiernos siguen creyendo que los ciudadanos son tontos y no pueden cuidarse solos. Que dependen de los burócratas para tomar decisiones correctas. Y medidas de esta índole permiten a los estados inmiscuirse cada vez más en la vida cotidiana de la población, llegando a incidir hasta en la propia mesa de los domingos.

Nota publicada originalmente en Mirada Sur.

Martín Aguirre | Director El País, Uruguay, y Advisory Council member, Center for Latin America
Rodrigo Caballero | Editor

 


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas